Fuentes de Energía Presas y Turbinas Datos de Producción  

Electricidad

Historia
produccion
transporte
medio ambiente
profesor
ahorro
enlaces
album




novedades
Producción de Electricidad
La producción de electricidad ha experimentado una gran evolución durante el último siglo debido al incremento del consumo. Así, por ejemplo, la potencia total instalada en España en 1940 era de 1.731 MW, mientras que en 1999 se alcanzaba la cifra de 46.402 MW.

Por ello, no se ha aumentado tan sólo el número de MW producidos, sino que también se han ampliado y modificado las fuentes de producción de energía durante estos años. No solamente se ha tenido en cuenta la potencia demandada, sino también otros factores como los recursos naturales disponibles, la eficiencia y el impacto medioambiental que producen en la Naturaleza.

La producción de electricidad se realiza siempre a través de una central eléctrica, una instalación capaz de convertir la energía mecánica, obtenida mediante otras fuentes de energía primaria, en energía eléctrica.

El funcionamiento de una central eléctrica básicamente responde al esquema:


Donde la energía mecánica puede proceder de distintas fuentes; de la energía potencial del agua almacenada en un embalse, de la energía térmica suministrada al agua mediante la combustión del carbón, o bien a través de la energía de fisión del uranio.

Para convertir la energía mecánica en eléctrica se utiliza un generador que consta esencialmente de dos piezas:

  • ESTATOR: Parte metálica que permanece en reposo y que está cubierta en su interior por hilos de cobre que forman diversos circuitos.
  • ROTOR: Parte interior del estator que gira por la acción de la turbina. Su parte más interna consiste en un eje que lo une a la turbina, y su parte más externa está cubierta por circuitos que se transforman en electroimanes cuando se les aplica una pequeña cantidad de corriente.
ESQUEMA DE FUNCIONAMIENTO
El movimiento que el agua, viento o vapor de agua imprime a la turbina, hace que el rotor comience a girar a gran velocidad, produciéndose unas corrientes eléctricas en el interior del estator que proporcionan al generador la fuerza electromotriz capaz de producir energía eléctrica a cualquier sistema conectado a él.
Todas las centrales eléctricas constan de un sistema de "turbina - generador", variando de unas a otras la forma en la que se acciona la turbina, es decir, la fuente de energía primaria utilizada para generar energía eléctrica.